RADIO PACHETA

jueves, 11 de junio de 2009

DOMINGO.

Era primo de mi madre. Y digo era porque no he vuelto a verlo. Y no sé que será de él.
Durante toda su vida no hizo más que trabajar.
Me contaba que cuando hizo la mili, los chuscos que le habían dado los guardaba y cuando salía en los permisos, los cambiaba por tebeos o lápices o cualquier cosa, para luego venderla.
Me dijo cuando le pregunté si no tenía ganas de comerse el pan:
Pues muchas veces, Paco, pero yo rezaba para resistir y eso que la bicicleta pesaba un quintal, más lo que llevaba en las alforjas. Me daba mucha hambre y mucha sed.
Estuve a punto en una ocasión en que la carretera llena de baches se me hacía eterna. Cuando el mofletes me adelantó pitándome, me dije que si lo hacía una vez no dándole importancia, volvería a hacerlo y pedaleé más fuerte para no acordarme.
------------------------------------------------------------

Así Domingo, llegó a tener una juguetería en una ciudad importante de Andalucía. Se casó y se compró un 1430 ranchera azul cielo, con baca, para ir a comprar a las ferias al por mayor y luego vender esos productos en su tienda. Siempre, siempre, le acompañaba su mujer.
Tuvieron hijos y trabajó mucho más y tuvo otra juguetería donde también vendía hasta cafeteras y se compró una tierra que le dio más trabajo, pues con sus hermanos, en esa tierra- cuando no hacía falta ningún papel, pues todos los hombres tenían sentido común- se hizo un chalecito los domingos por la tarde. Porque Domingo, no cerraba nunca y sus hermanos y sus hijos trabajaban con él.
------------------------------------------------------------

En el patio interior de la casa de sus abuelos, llena de tiestos de geranios y un pequeño pozo, hay un trozo de mi vida que se quedó allí.
Y allí espera sentado mientras escucho cantar por soleá a una señora que tiene cien años y es su abuela.
Y sentado la veo en una silla de enea cantando muy bajito en esta noche asfixiante de Agosto.
Se me va el calor escuchándola y se va el calor en la sonrisa de mi madre y en la delicadeza de Domingo que ayudado por mi padre, la levanta para que vaya a orinar, cuando termina el cante.
------------------------------------------------------------

Y lo que pasa siempre en la vida, los hijos se hicieron mayores y poco a poco fueron atendiendo en los negocios.
Luego se casaron y asistí a sus bodas.
Mientras Domingo y Eulalia, su mujer vendieron el 1430 después de haberle sacado el jugo a dos motores más que le pusieron.
Y Domingo a partir de ahí, dejo de atender en las tiendas, porque lo hacían sus hijos y su mujer y él se dedicaron a ir de feria en feria.
Se compraron un Audi 100 y vinieron a casa y la Paca dijo que no le pegaba ese cochazo.
¿Por qué, a tu marido sí? La dije. Y tuve otro enemigo.
-------------------------------------------------

A l comprarse ese coche, vinieron a Madrid a una feria y se quedaron a dormir en casa.
Me dijo mi madre que sacara lo que necesitaba de mi habitación, para que ellos durmieran ahí.
Mientras les ayudaba a meter sus maletas, Domingo le echo mano al culo de la parienta, mientras le decía algo al oído.
Me sorprendí al ver el empujón y el tono agresivo y cortante de Eulalia diciendo: ¡Anda ya, viejo!
El reflejo del rostro de Domingo se me quedó grabado en el reflejo que me daba el espejo al final del pasillo.
Ahí fue cuando supe que algo no iba bien. Le hice un comentario a mi madre sobre lo que vi y me dijo: ¡No digas tonterías!
Contesté: El que ve más lejos, adivina las cosas antes de que vengan.
-----------------------------------------------------

Y así fue, cuando poco a poco cada vez que el primo de mi madre, quería sexo, ella se lo negaba y Domingo tuvo que hacerlo con otra.
Y mi pariente no se fue con cualquiera, que se fue con una mujer veinte años más joven que él.
Pero como Domingo era un tipo hecho de una pieza, tras una vida de ahorro, repartió los millones con su mujer y lo que tenía se lo quedaron ella y los hijos.
Como ya era mayor la última vez que le vi, no sé lo que habrá sido de él, pero si ha muerto durante estos últimos años, que le quiten lo bailao, porque con 50 kilos, ya puede bailar, ya

6 comentarios:

Menda dijo...

Y que lo digas, jajajjajaja, hasta yo bailaría.

Qué listo tu tío, irse con una de 20 años menos que él, jajajajajja.

Un besazo.

Lujo dijo...

Hola Hatoros,
Eras muy observador. Eso sí, el dato de los 20 años menos me ha dejado O.O. Hizo muy bien.....A esas alturas, ¡qué le quiten lo "bailao"!
Cuidate mucho!
Abrazotes!
Buen fin de semana!

Capri dijo...

Eres la leche.. jajaja

que te quiten lo bailao, lo disfrutao y ......... alguna cosita mas jjajaja

besitos

Capri dijo...

pd) ya veo que no quieres mi premio

sinfffffff ya te vale¡¡


estoy de morritos contigo¡

Manolo Jiménez dijo...

Lo de veinte años menos es del tiempo de cuando todos los hombres tenían sentido común.

El mismo que tú desbordas, aparte de maestría con las palabras.

Abrazos.

hatoros dijo...

PUES TE CONTESTO QUE AÚN ESTOY DIESTRO MENDA AMIGA EN EL GRACIAS Y NO ES POR CUMPLIR PUESTO QUE AL CONOCERTE ALGO, AL LEERNOS, QUEDA DENTRO Y CUANDO QUIERA CUMPLIR TE LO HARÉ VENIR, PUES YO AL LEERTE SÉ COMO ERES Y DIGO:¡COJONES, NO HAY MELLA EN TÍ
LUJO ES UN LUJO SABER QUE TE TENGO DE LECTORA Y NO ES PARA MENOS Y BORRACHO, YA NO SÉ LO QUE QUEÍA DECIR
A MI AMADA CAPRI LE DIJE POR FIN QUE YO ESTAS COSAS NO LAS ENTIENDO, QUE SOLO SÉ ESCRIBIR Y CUANDO ALGUIEN LO DICE DENTRO DE MÍ
SOLO PASO LETRAS AL PUTO ORDENADOR QUE HAY FRENTE A MÍ
A MANOLO DE VERAS HIJOPUTAAMIGO QUIERO DE VERDAD QUE TE LEAS OTRA VEZ TUS POESIAS.
CUANDO ALGO SIENTA QUE NO SIENTES TE JURO QUE TE LO HAGO SABER Y ESPERO QUE NO SEA NUNCA AUNQUE DIFICIL DE COJONES, SÉ YO QUE ES