RADIO PACHETA

domingo, 25 de abril de 2010

EL LIBRO DE MI MAESTRO JUAN CARLOS CHIRINOS

Ya en el jardín toco el libro editado de mi amigo, me hago un cigarro y como no tengo fuego, me cago en los políticos y en la madre que los parió (ya no me cago en Dios, ese ser olvidado) y sonrío.
Volver a tocar el libro y olerlo, que no al amigo, y ya con el cigarro encendido, me causa un verdadero placer y leo:
EL NIÑO MALO CUENTA HASTA CIEN Y SE RETIRA
y entonces recuerdo toda la puñetera infancia y digo en alto: ¡ QUÉ HIJO DE PUTA!
Abro las tapas y veo su cara y todo lo que escriben de él y sí; es un verdadero maestro.
Memoria de elefante para guiarte, feo, para que no te robe a la mujer, inteligente para que no puedas sorprenderle.
Paso página y leo su firma y lo que póneme, queda para mi. Y la memoria de su abuelo y de Morella Fuenmayor y después el bien es el mal menor y lo de debajo y la primera parte y ahí está el
I

¿ Qué es un tordo, abuela? - preguntó la muchacha levantando la vista de su cuaderno negro, el bolígrafo verde suspendido, la luna llena.
Un tordo, pensó la abuela.
La muchacha baja la vista en silencio y vuelve a escribir, con caligrafía Palmer: Anoto aquí el poema del abuelo.
--------------------------------------------------------------------------

Obviando la caligrafía Palmer, que no sé qué cojones es, lo demás me envuelve y veo desde arriba lo leído y grito jubiloso:
Solo por esto merece la pena leerle. Lo demás, cada uno que sienta en sí mismo.
Y CLARO UN ABRAZO MAESTRO Y GRACIAS POR ESCRIBIR

sábado, 10 de abril de 2010

ALGUIEN PONE UNA RADIO. PA MI HIJO

Sutilmente me llega de la lejanía una canción ¿más la oyen los demás?
Armado de una cámara salgo de casa. Comienzo a preguntar.
Una señora mayor me dice: no escucho ná y se rie y después dice que de vez en cuando sí oye algo, pero solo en casa cuando estoy con mi marido mudo.
-¿ Si es mudo como puede oirle? pregunto
-Porque hace agh, agh para pedir de comer.
- Cuanto lo siento señora.
- No te preocupes hijo, una se acostumbra a tó
Me da un beso y me dice que tiene que irse y a partir de aqui podeis seguir esta historia cada uno enviandola a RADIO PACHETA
http://radiopacheta.blogspot.com/

viernes, 2 de abril de 2010

AHI DONDE NO SE LLEGA. III. PAL CHIRINOS Y AMIGOS

-Hubiera querido señor comisario, no llamarme Martinez ni Pepe y no ser calvo ni gordo ni bajito y haberme casado y tener hijos pero así es la vida. Un momento de debilidad y te jode todo un futuro que podría haber sido y no es. Pero quizá acerté, quién sabe.
-No me diga chorradas Martinez, es usted el mejor inspector que he conocido en mi vida, además de un gran amigo y lo que me dice es porque ya está borracho. Ese momento que tuvo, pasó, y lo tapamos para los que mandan, porque aquel hijo de puta se lo merecía a pesar de ser quién era.
-Sí, aquí como en la India también hay castas, señor comisario y son más cabronas... por zalameras. Y ahora le diré por lo que tenemos en común, que en casa tengo una muestra de ese liquidillo al que se refería la carta del tipo desaparecido. Es mínima, pero podría ser crucial.
- ¡Santo Dios, Martinez! Hasta que no desaparezcan todos los que están arriba y a los lados, no se investiga nada, así que puede usted guardarlo en el frigorífico.
- Y ¿cambiará algo señor comisario?
- Ojalá Martinez, ojalá, pero el tiempo lo dirá

viernes, 19 de marzo de 2010

PARA MAITE Y SU HIJA ALBA Y JUANJO. Y PAL MAESTRO CHIRINOS,QUE ME DIJO

No sabía yo que un regalo hecho con tanto cariño, podía cambiarme la vida.
Al dármelo vi mi nuevo nombre escrito en él.
Cuando ellos se fueron y todos durmieron aún seguía viéndolo dentro de su caja negra. Sí, como si fuera un redondel de los santos cristianos, con su aureola me llamaba.
Abrí la caja y coloqué ese bolígrafo en mi mano y de repente empecé a escribir.
¿Escribía yo o escribía ese amor que me dieron en una cosa material?
-----------------------------------------------------

Lo único que sé es que de repente por medio de mis dedos, ese boli con un nombre colocado en su exterior, que no era el mío, comenzó a dibujar letras en un cuaderno.
Al no haber más papel para escribir, me dí cuenta que lo escrito me leía a mí.
Aún tengo el bolígrafo en mi mano.
¿LA PUTA VIDA ES REAL O IMAGINARIA?

sábado, 6 de marzo de 2010

DURANTE EL REZO.DEDICADO A WIVITH Y A GARDEU Y A MAYBE,FORSE,QUIZAS

Siento el pañuelo de mi mamá en la nariz, con ese olor a madre ligeramente perfumado, mientras me dice: suenate; primero un lado, luego el otro.
Mi madre, mi tía Lola, mi tía Aurora y detrás de mi, como una sombra por si algo me pasa, la señora Emilia, rezan a la vez juntas un Rosario, que oigo yo como un cuchicheo de palabras inentendibles y raras.
La señora Emilia lleva en la mano una especie de collar con bolitas y una cruz y les da vueltas y toca una bolita entre sus dedos y luego coge otra y tiene los ojos cerrados y cuando los abre me mira y sonríe.
Mi tía Aurora me dice no te arrimes, hijo, y abre una puertecita y mete con una palita trozos de cosas negras a la boca abierta que echa chispas y fuego y está roja y la llaman cocina las tres. Y a un lado, mi tía Lola y mi madre, con unos rodillos de madera, dan vueltas a una cosa blanca que llaman masa y que luego dan forma y llaman rosquillas.



--------------------------------------------


De repente ahí afuera, caen bolas del cielo blancas que veo tras el cristal de la puerta de entrada y se ven rayos, mientras la oscuridad se apodera del día y todas elevan la voz para que se oiga más el rezo y cuando se oyen truenos que parecen romper la casa y la cocina y a todos los que allí estamos, las cuatro gritan: ¡Jesús, María y José! y le dicen a la señora Emilia que encienda la luz, por Dios, mientras me coge en brazos.
Y la luz se apodera de nosotros y la cocina y entonces un rayo ilumina el cielo y se oye el timbre de la puerta y hay un chispazo enorme y fuego ahí en la puerta, que se apaga en un instante y luego un trueno que me hace temblar en el cuerpo y se va la luz y entonces lloro y veo que lloran ellas, pero no como yo, que grito un poco. Ellas lloran porque veo sus lágrimas pero alzan más la voz y encienden velas que cogen de un armario y siguen rezando el rosario cada vez más alto.

----------------------------------------------

viernes, 5 de marzo de 2010

EL YESAIRE.

OÍDO UN DÍA A LAS SEIS DE LA MAÑANA EN UN BAR DE ATOCHA.
-TENGO LOS DEDOS AMASAOS EN SEXO. MIRA HUELE.
- HIJOPUTA, PARA, COJONES Y HUELELOS TÚ, NO TE JODE.¿ Y ESO A QUE SE DEBE?
- PORQUE ME CORRÍ A DESTIEMPO Y TUVE QUE HACERLE UNA PAJA A LA PARIENTA.

jueves, 4 de marzo de 2010

DEDICADO A ANABEL. EL ADIOS.

CUANDO LA HOJA VOLABA, EL ARBOL LE DIJO: ¡¿ADIOS!?
LA HOJA RESPONDIÓ: PERO ¡¿SERÁS HIJO DE PUTA!?

martes, 2 de marzo de 2010

DE MADRUGADA

Quería dormir mas no puedo y me doy cuenta que el día, los días, se hacen más cortos. Pasan y luego todo se esfuma, como el puto viento que araña las ventanas y ulula por el tubo de la chimenea. Y vuelvo a repetirme ¡qué he venido a hacer aquí!¡para qué estoy aquí!¡porqué!
No hallo respuesta y en un preciso instante veo por el ojo derecho, lucecitas con multitud de colores y me digo que es porque necesito sueño. Pero alto, espera, sube al baño y mírate en el espejo.
--------------------------------------

Aqui me tienes mirándome con las gafas puestas y esas lucecitas no se van y parecen tocarme. Acariciándome ese trozo de cara reflejada en el espejo.
Me caigo sin hacer ruido, para no despertar a los que duermen y ahí justo, mientras me veo a cámara lenta cuando caigo, sé, que no soy quien soy, pero no alcanzo a verlo desde este lado.
De este lado, ¿ real de la vida?
--------------------------------------

QUERÍA DORMIR MAS NO PUEDO...
--------------------------------------
AQUI ME TIENES MIRÁNDOME CON...
-------------------------------------
QUERÍA DORMIR MAS NO PUEDO...
-------------------------------------
AQUI ME TIENES MIRÁNDOME CON...

sábado, 27 de febrero de 2010

AHI DONDE NO SE LLEGA ll. PARA EL MAESTRO JUAN CARLOS CHIRINOS Y PUPI Y F. NEIRA

Al cabo de unos días.
- No se vaya, Martinez, porque tiene que volver a esa habitación. Necesitamos algo que nos lleve a algo tangible. Esta mañana ningún político ha ido al congreso y no me sea irónico diciendo que nunca van. Han llamado sus familias al jefe de la Policía diciendo que no saben dónde están y en sus móviles no contestan. Es un desastre, también los alcaldes de algunos pueblos han desaparecido.
-¿Los guardaespaldas saben algo?¿Los chóferes?
- Ellos han dado aviso al ministerio del interior y están como locos buscándolos. Han llamado a los americanos. Y a la Interpol.
- ¿Alguno de esos políticos ha escrito algo?
- Vamos, Martinez, sabe usted como cualquiera de este pais, que casi ninguno de ellos ni siquiera ha leído un libro y el que lo ha escrito ha sido por medio de otro.
- Señor comisario le invito a unas cañas y que les den por culo. Seguro que este país funcionará por sí solo. Y todo lo que España dejará de pagar.
- Es extraño, no suena ya el teléfono ni ningún movil. Venga esas cañas, Martinez.

jueves, 25 de febrero de 2010

ENCADENADO.

Apagó su ordenador y al levantarse a recoger su abrigo, Francisco, con su habitual buen humor, le dijo:
¡EH!, unas cañas en el Deme.
Él pensó: ¡UF! como todos los viernes. Iba a poner una excusa, cuando vio a Alicia que se unía y aceptó.
-----------------------------------

Años después, otro viernes como tantos, pensó en llamar a su mujer: Alicia. Tocó el móvil en el bolsillo y se imaginó diciéndola:
¡Píntate las uñas de rojo intenso! ¡Las de los pies también! Y los labios, muy rojos. Sombrea de negro los párpados de tus ojos y en las pestañas date rimmel para hacerlas más largas. Ponte esa lencería que te realza, las medias negras y el vestido que usaste en la boda de tu hermana, sí, con esos zapatos de aguja.
Y espérame.
-----------------------------------

Francisco le tocó el hombro y le gritó: ¡Qué te pasa, cojones!
Volvió al mundo real y le contestó mientras miraba a todos:
¡Nada que imagino cosas imposibles!
En el preciso instante en que finalizaba la frase, Alicia, sabiendo que él hoy no vendría, salía así vestida de su casa.

sábado, 20 de febrero de 2010

A TODOS LOS QUE ME LEEN. AHÍ, DONDE NO SE LLEGA.

Bañado en sudor caliente me despierto. No puedo volverme a dormir, aunque lo intento. Al levantarme lo primero que hago, es arrimarme a la puerta que da al baño para rascarme.
El leve alivio es poco eficaz, más aún, al notar una especie de bultito ahí donde no llego en la espalda. Intento mirármelo en el espejo del baño. Inútil. No lo puedo ver.
Otro espejo, no, solo hay uno. El peine, con el peine lo toco. De nuevo un ligero alivio. Luego vuelve con más fuerza el picor. Sí es un bultito y parece metálico, pienso al notármelo con el peine.
-------------------------------------

Me lío un cigarrilo y me lo fumo en tres grandes caladas. Toso y poco después siento un hilillo de líquido, que baja de ahí donde no se llega. Me toco donde llego y recogo ese liquido con los dedos. Me lo llevo a la nariz para olerlo. No puedo decir a qué huele, pero tan mal, que corriendo me lavo las manos. Sin embargo, sabe muy bien. No te asustes, pero tienes que pedir ayuda, me digo en la cabeza. Son las tres de la mañana y no conozco a nadie de los que viven en otros cuartos como el mío. Todos pequeños, todos iguales y sin cocina. Con lo bien que me vendría un cuchillo para rascarme.
-------------------------------------

-Alguien oyó a la casera gritar al abrir la puerta de esa habitación. Nadie la vio salir. No sabemos nada de lo que ocurrió en ese hostal. Este papel que le he leído, es lo único que tenemos. Ni sangre ni ninguna huella. Simplemente no están. Ni el que vivía allí, que no sabemos quién es, ni la casera, señor comisario.

domingo, 14 de febrero de 2010

PARA MARTA SIMONET QUE ME LO HA PEDIDO. ¡MAGIA!

Hizo pellas para ir a ver una película. Pero al tener toda la tarde, se llevó un libro de Knut Hamsun.
Sacó su entrada y se sentó a leer. Al levantar la vista, vio a la mujer morena más hermosa que había visto en su vida.
Pensó que ella se sentaría junto a él. Efectivamente, cerrando los ojos, lo vio antes de que ocurriera.
Hacía un frío de cojones y antes de que abrieran las puertas, él se guareció en una esquina.
Ella le siguió y sin duda alguna, se dio cuenta de cómo miraba sus coletas largas de pelo negro y sus ojos y su cuerpo.
A ella le gustó esa mirada, pero no le dijo nada.
De repente, la perdió de vista, cuando el hombre le rompió la entrada para admitir su paso al cine.
-------------------------------------------------------

Colocó su abrigo en la butaca de delante y sabía que ella haría lo mismo, cuando se sentara a su lado.
Las filas delanteras se llenaron y a él se le ocurrió - con un nudo en la garganta - cogerla el abrigo y ponérselo entre las piernas.
Cuando le dio las gracias y le miró a los ojos, se desarmó entre espasmos de incredulidad.
Y ella le habló y él habló y de vez en vez miraban la pantalla, cuando los de alrededor chisteaban para callarlos.
--------------------------------------------------------

Fue así, hablando como salieron del cine y andando se dirigieron al metro, que estaba a tomar por culo.
Y se miraban y abrían la boca con sorpresa viendo cómo eran los dos.
Y en sus ojos se veía deseo por amarse y abrazarse hasta que el mundo explotase.
Cuando ella fue a bajar en su parada, él la dijo que le diera el teléfono.
Ella le dijo que no, mientras pensaba que se perdería la magia.
Él, cada vez que ve en la calle un par de coletas negras, corre a ver de quién son y casi nunca se da cuenta de que ya tiene cincuenta y tres años.

jueves, 11 de febrero de 2010

DEDICADO A MARIA Y MARTA Y SU CABEZAS DE AJO Y A ETAXYS

MARÍA ME DIO EL TITULO ¿O FUE MARTA? VAYA, AÚN LAS CONFUNDO. LO SIENTO

MEJOR SIN DENTADURA

Para ver si por lo menos me sale algo de babilla, dice Alberto al percatarse que no sale nada de nada y vale, para.
Viendo como disfrutas se me planta seguro. Sacaré los aparatos.
Los aparatos: Una bolita de metal que por medio de un cable está conectada a una cajita de plástico llena de pilas. Un pene que Alberto mira y le dice a María suplicándola para que diga sí al recuerdo, que así de gorda era cuando te conocí y María dispuesta al goce, afirma sin ironía.
Alberto mira a María ahí desnuda y no ve sus carnes llenas de piel, que cae arrugada y flácida.
Ve, mira y toca aquella piel tersa y joven que como la del melocotón, eriza los vellos al roce de sus manos duras y que seguramente esa piel no es de María.
Comienza el juego del amor placentero que quiere dar Alberto y ocurre por fin, que ante eso y gracias a las pastillas y al complejo vitamínico que ella le hace tomar, su hombría se planta, pero no sale babillas ni hostias.
Cuando María va por el cuarto orgasmo, tres con el aparato, uno con Alberto, pide que pare y se duerme junto a él.
---------------------------------------------


Antonia, que le toca guardia, camina sin que se le oiga por el pasillo. Abre la puerta de la habitación y roza a Alberto el hombro para que despierte.
Le lleva a su estancia y le dice que si no le come el coño ahora y no le aprieta el clítoris con las encías, le contará todo lo que hace en la residencia a sus dos hijas, que con cariñosos besos y buenas palabras, ¡por fin se lo quitaron de encima!
Y -recalca- sería suficiente para echarte.
Mientras María sigue durmiendo, Alberto hace un gran trabajo a Antonia, que disfruta mientras la lleva al éxtasis con su boca y con el pene, que gracias a su experiencia y a las pilas del aparato, se mueven dentro de los cincuenta años de Antonia.
Mientras ella se retuerce en su placer con grititos ahogados para no despertar al silencio, Alberto, tras dos meses sin correrse, lo hace sobre la cama, con enorme sorpresa.

sábado, 6 de febrero de 2010

HOY EN EL BAR

Pues sí, antes de que viniera mi mujer, que en casa de sus padres los cuidaba, preparé la comida y una vez peladas las patatas y ponerlas en remojo para que soltaran su jugo, porque es bueno para la barriga y de cortar la cebolla y el pimiento verde y guardarlo en plastico, fui a tomar una cerveza, más que nada por si veía al Goyo, que me tiene preocupao por la puta mierda del infarto que le dió y no lo veo al hijoputa porque sa quitao de beber y fumar
-----------------------------------

Pues bien; alguien ha cogido un períodico y ha visto un anuncio del GOBIERNO y nos lo ha enseñao y decía que tienes que comprar bonos y luego el puto logotipo del estao, que es el que nos manda, gritó alguien botellín en mano.
Él viejo dijo: ¡pero qué hijos de puta! Encima quieren que les demos dinero pa que nos sigan robando y ellos viviendo de cojones de bien y lo que tenía en eso del Forum, me lo quitaron. Doce mil euros pa mi jubilación. Y ellos, que piden dinero a los bancos y no los devuelven y yo, con 73 años toda mi puta vida currando y ahora de aquí a ná ni jubilación. Bueno, aún la tengo. Un trago y dice:¡Pero por que me la he ganao! ¡COJONES!
-----------------------------------

Te invito un botijo, dijo Elías al viejo y no te hagas mala sangre. Alguien, creo que el negro con el que está liao la vecina, sí, la Antonia porque el Goyo, ya se sabe, sa quedao en na, dijo: AL FINAL, COMO ELLOS, TOS A ROBAR. Por lo menos aquí se puede, en mi país nos mataban y no preguntaba ni dios, por el muerto digo.

miércoles, 3 de febrero de 2010

NECESITÉ MATARLE

Afirmó, cuando alguien preguntó en el patio de la cárcel, ahora llena de gente más común de lo habitual. Hoy cualquier persona podría ser delincuente, dijo el que antes era albañil y trabajaba con su hermano en una empresa que se fue a tomar por culo. Calla, espera a que hable, dijo otro.
------------------------------

Y el que habló primero decía que al que mató, era al principio buen amigo allí en el pueblo. Luego se alistó en el partido, porque según me dijo quería hacerse rico, sin dar ni golpe. Y lo fue. Lo malo es que sin yo saberlo el hijoputa se había encaprichado de mi mujer y no, no me jodió la vida por ello. Tenía las mejores obras y las más pagadas gracias a él y cuando me reunía en el puticlub, donde íbamos de vez en cuando, siempre me invitaba, lo que yo agradecía. Pero eso era para alejarme de la casa. Hasta que la Antonia, mi primera novia me lo dijo y al principio no la creí.
-------------------------------

Me gustó ver su muerte. Sus ojos me miraban ansiando el retorno a la vida. Lo último que le dije fue:
TE JODES. Siempre has sido desde niño un gran hijo de puta. Me quitabas hasta el bocadillo que hacía mi madre para mi, porque siempre has sido más fuerte, pero con buenas palabras después me pedías perdón. TE JODES.
Volví a meterle la navaja donde más duele, pero ya no hacía falta. Aún así, le clave la navaja veinte veces más, contadas una tras otra por mi, sin sentir ningún tipo de pena. Una por hijo de puta, dos por...y así las conté
---------------------------------

Primero fueron los curas y ahora ellos y sus partidos. Habría que contar las puñaladas que tendríamos que dar a todos los políticos, dijo el que antes era albañil. Es que es imposible quitárselos de encima. Igual que a los curas antes, igual.

viernes, 29 de enero de 2010

Aqui tienes tu lenceria roja maestro garcia frances y para todos y en especial como siempre para mi maestro CHIRINOS

Dúchate conmigo y enjabóname. El va a hablar pero recibe una bofetada. Cuando te lo ordene hablarás. No te desnudes aún ¡Vestido, tú vestido!
Ella coge el gel del baño y lo vierte en su mano diciéndole:¡Quiero mucha espuma!
A él le duelen los huevos y cuando ella nota su erección enorme, agarra su miembro y lo golpea con el mango del cepillo. Acto seguido recibe otra bofetada, que suena mas fuerte con el agua al quejarse:Ug
¡ A callar! Ordena ella.

-------------------------------------------


Cualquiera que vea la escena desde el techo del baño, ve a un hombre enorme que todo lo tiene enorme. Ella es pequeña, delgada, fea.
El pelo largo que se ve lleno de espuma, es lo único que podría llamarse bonito en ese cuerpo que se transformara en mujer.
¡Ahora te duchas tú! ¡Como te toques ahí, te haré daño! dice señalando.
Se pone la bata, se hace un nudo con la toalla para secarse el pelo y mientras mira su enormidad ella es un río por dentro. Él termina de enjabonarse y espera.
¡Cierra el grifo! Abre su capullo que parece que va a reventar y lo enjabona.
Se aleja y ordena:¡quítate el jabón! ¡sin tocarte! Al terminar cierra el grifo. Ella coloca su capullo y ordena:¡Ahora sécate, imbécil!
Al secarse, ella le coge de la mano y se lo lleva a la habitación.
--------------------------------------------

Embadúrname de aceite, le dice, mientras se tumba en la cama desnuda.
La mano derecha llena del espeso líquido abarca toda su espalda y ella tiene un enorme sensación de placer. ¡Tu mano izquierda en los muslos! y le coge la mano llevándola a sus piernas juntas.
Dame la vuelta suavemente, le dice cuando su cuerpo ha recogido el aceite.
Vuelve a vaciar un chorro en su mano y ¡no toques mi sexo!
Él se queda mirándola. Ella ve la polla cuando explota y un río de semen la inunda. Se ríe como loca, le mira la cara y de repente se queda seria.
Le dice: ¡quién te ha dicho que te corras!¡quién,quién,quién!
Por primera vez él habla: sin querer. Lo repite muy despacio, pensando las palabras y llora. Él tán grande, llora.
Ella se da cuenta de que una gota adorna el borde de su sexo, aún en erección y se ríe.
---------------------------------------------

Abre aquel cajón. Debajo de la ropa hay una cajita. ¡Tráela!
Ella saca un sujetador y un tanga rojo. ¡Colócamelo! ordena.
Le pone el tanga pero parece que sus torpes dedos van a romper el sujetador. Le aparta de una bofetada, imbécil, casi lo rompes y se lo coloca.
Primero me vas a chupar esto. Sin hablar y muy despacio, dice, mientras le enseña el sostén.
Su enorme lengua se acerca y chupa la pequeña teta izquierda. Cuando él siente que se va deshaciendo el sujetador, lo señala separándose. Ella le da un bofetón y entre gemidos de placer le grita:¡sigue, sigue!
Cuando sus pezones van a reventar, ella le ordena: ¡ahora lo de abajo! Y guía su cara hacia el tanga diminuto que se deshace enseguida por la saliva.
¡Chupa, chupa! La lengua inunda su sexo entero y ella le llena la cara con su corrida.
¡No pares, no pares! ¡Muérdelo un poquito, muérdelo!
----------------------------------------------

De vuelta del cotillón, en ese preciso instante, entran los papás en la habitación y ven al tonto sobre su hermanita, en la cama.
Él los mira y les dice sonriendo con la cara ensangrentada:
LA HERMANITA RICA ¿PROBÁ?

-----------------------------------------------------

QUERIDOS SEGUIDORES Y AMIGOS CUANDO ME METO A LEEROS ME SALEN BLANK PAGE ASÍ COMO 2000 VECES SEGUIDAS POR ESO TARDO EN IR ES UNA SUERTE QUE EN ALGUNOS NO SALGAN.
ABRAZOS A TODOS Y CUIDADO, NO OS COMAN CUANDO LO HAGAIS.

domingo, 24 de enero de 2010

Primera pagina del libro precisos instantes.

EN UN PRECISO INSTANTE

Se cayó una bola de las que abrían el cajón.
La enorme vitrina a través de sus ojos de cristal, sonrió.
Un niño que tenía dos años vio como caía y miró hacia arriba.
Jugó con la bola caída.
La coloco en su sitio y devolvió la sonrisa.
Alguien cogió al niño en brazos. El niño lloró.
----------------------------------

Veinte años después, en un preciso instante, la bola volvió a caerse.
La vitrina ya no era enorme y los cristales se encerraban entre madera.
El joven, dejó la bola sobre la mesa del comedor.
Mientras se alejaba no sonreía ni lloraba.

sábado, 16 de enero de 2010

PARA MANUEL CUADRADO,AMIGO QUE ME DIJO:LOS TONTOS LEEMOS DOS VECES ENSEGUIDA IRE A VUESTRAS CASAS PORQUE SOY UN DEJADO Y ME AVERGUENZO DE NO VISITAROS

Y tres o más si es necesario, como ahora lo es, señor notario, dice el feo, porque quiero entender los tecnicismos, los afianzamientos y demás zarandajas que ustedes usan para hacerles comprender a estos señores de la Caja que los 900 millones de luros que me han tocado los dejaré de la siguiente manera:
¡Tal y como ellos me dejaron 126.000 euros para una hipoteca de mi casa que todavía no he acoqui!

----------------------------------------------



El señor notario calla y los señores representantes:
¡Eso es inviable, pero por Dios, aquello era una hipoteca y usted va a depositar su dinero bajo nuestra confianza y amparo!
Al oír esto, al feo le entra una risa que hasta el notario le acompaña. No así a los representantes, a los que llamaremos Juana y Miguel, que muy serios repiten: ¡ de todo punto inviable!
Pues si es de todo punto inviable, me voy a otro banco. Y el feo se levanta.

----------------------------------------------



Miguel y Juana se miran. Juana se incorpora como un resorte y con delicadeza extrema, le agarra por el hombro y mirándole como jamás lo hizo una mujer, le dice:
No se preocupe, porque llegaremos a un acuerdo y como son las tres menos cuarto y es la hora de comer, que le parece si usted y yo vamos a un restaurante y lo hablamos.
Mira el feo a Manuel el señor notario y amigo y dice a Juana que si él no viene, no hay nada que hacer. Juana secamente le dice a Miguel: puedes irte y se despide con un sí, señora vicepresidenta.

-----------------------------------------------



Así aquí tenéis al feo, esperando a que le abran la puerta del coche. Una vez dentro y sentados en el pedazo carro, Juana dice un nombre al chofer y abre un compartimento del coche. Aparece un bar. Coloca hielo en tres vasos y luego los llena de vermú.
Sonriendo y ji,ji, para intentar desbloquear el tema, pero el feo en sus trece, que no son doce y qué cojones, son 900 kilos y si los quieren, que sufran, como tuvo que sufrir él para pagar a la Caja que es de la tía esta y que está pa mojar pan y si no se la folla primero, no mete el dinero. Hasta ahí podríamos llegar.

------------------------------------------------



Y llegan al restaurante de esos de lujochicybonitodecojones y les meten en una habitación donde hay una mesas redondas puestas en unos platos cuadrados y enormes que son preciosos y todo muy refinado, sí.
Un hombre les acomoda y cuando se va, vienen otros dos para servir un vino que dicen su nombre y Juana asiente con la cabeza.
Juana le dice al camarero que vuelve y blablabla unos platos y en unos instantes lo traen tres camareros más y el feo ve el plato que si lo enmarca, le quedaría de puta madre en el comedor de casa y se ríe.

-----------------------------------------------



Así que le dice al tío que se lo coma él y que le traiga 500 gramos de angulas con ajitos tostaos y un par de guindillas que piquen lo justo. El camarero al que llaman maitre y es pestoso, mira a Juana. Esta asiente y Manuel dice que él quiere lo mismo.
Y el vino piensa el feo que está de puta madre aunque otro camarero, le retira la copa y le pone otro vino, pero blanco, no le dice nada, porque piensa probarlo. El hombre espera ahí, a su lado y pregunta: qué le parece al señor, como en un susurro y vaya que sí. Se bebe la copa de un trago y otro camarero que está detrás, le sirve de nuevo, sacando la botella de la hielera y no se cae ni una gota de agua.
Desde chiquitito, cuando mi padre era rico no probaba las angulas, dice el feo con lágrimas en los ojos.
Se bebe la botella de vino que ni siquiera emborracha y le traen otra.

---------------------------------------------



Espera el segundo plato y ve lo que imagina: ¡otro plato cuadro!
Ni de coña. Que te parece Manuel ahora unas cocochas de merluza con almejas dice el feo y qué buena idea, responde Manuel.
Mientras Juana para comerse un dedal de comida tarda la hostia y le dice al empalagoso: Dale la enhorabuena a Rufus de mi parte, por favor y el pestoso, le cuenta y tarda y tarda la historia del plato.
Se da cuenta antes de que venga el segundo plato de que no se ha hablado de dinero. Entonces piensa que los ricos muy ricos, nunca hablan de dinero y bueno, alguno habrá pero dirán que lo hablen los subalternos.
Mientras se come el segundo plato, se ríe de vez en cuando pensando en esta gilipollez.

---------------------------------------------------



Viene los postres y un camarero para cada uno lo ponen en la mesa. Cuando en su plato ve que sale un vapor de hielo, como el que salía del que usaba para vender helados en el coche, les dice que le quiten esa mierda de ahí y que le pongan una porción de tarta de Santiago.
¡Que puta manía las estupideces de la cocina moderna! Habla en alto mirando a Juana y dice al feo: tienes que probarla, y ya le llama de tú, para saber.
Contesta: sé lo que quiero y sé que no quiero ser maricón, ni probar las moderneces de cocineros que se creen artistas.
Juana se ríe y cuando terminan de comer pide una copa de güiski que el feo no había oído nunca y también un descafeinado solo, de máquina.

----------------------------------------------------



El guiski es extraordinario y mientras lo toma se siente cómodo y alegre y Juana lo sabe y pregunta afirmando: qué te parece si le envío un borrador a Manuel para que sepas exactamente los intereses que te vamos a pagar al mes, si llegamos a un acuerdo. Mira a Manuel y antes de afirmar dice a Juana que tendríamos que discutirlo cenando esta noche en algún hotel.
Vaya, parece que la ha molestado, pero coño, no, solo ha sido un cambio casi imperceptible en su rostro durante un milisegundo y responde que sí y voy a saltarme la historia de esta noche, que es solo mía, de la choferesa y guardaespaldas de Juana y de Juana misma, dice el feo, mientras pide otra ronda para todos en el bar de Paco, que somos ciento y la madre.

----------------------------------------------------



Y vuelve aquí, al restaurante donde está y sabe ya, que los muy ricos tampoco pagan y le dice a Manuel que como los tontos leemos dos veces y tres o más, si es necesario, por qué no tenerle a él que no es tonto y si lee solo una vez se entera.