RADIO PACHETA

viernes, 20 de febrero de 2009

Yo ya sé.

Porque me enviaron de la caja de ahorros una carta diciendome que vendrián a tasar mi casa.
No le dí importancia. Total, ya no tengo dinero para seguir pagandoles la puta hipoteca.
Al principio pensé que no les dejaría entrar. Cuando llegaron, se fueron. Despues vinieron con un edicto del juez y me lo enseñaron. Tampoco les deje entrar.
Al día siguiente vinieron con unos policias grandes y fuertes, que nada más abrir la puerta, me agarraron del cuello y me tiraron al suelo.
Menos mál que no estaban mis hijos ni mi mujer en casa. Tasaron y se fueron, mientras los polis, no dejaban que me moviera.
Pensé qué puedo hacer. Dije: NADA.
No hablé con nadie sobre lo sucedido. El odio, no podía quitarmelo de todo mi ser. Intente dormir y era imposible. Quería matar a alguien, pero no conocía sus caras. ERA LA CAJA.

No hay comentarios: