RADIO PACHETA

miércoles, 6 de mayo de 2009

MI PRIMO CARLOS, MI RUSO.

Urbanización cerca de Madrid, junto a Cercedilla.
Los mayores de la pandilla, acaban de echar a la pandilla de los de arriba. A cantazos.
La pandilla de abajo son mis primos; hijos de mi tía Lola y mi tío Feliz, mis hermanos y algunos más que viven cercanos a nuestras casas, que no pueden ver a los de arriba.
Yo, me he quedado en el medio de la calle, porque si no subo más, no llego para lanzar piedras.
Los de arriba me acorralan contra la pared de los Pipos, que están con los de abajo. Dicen que me quieren matar. Me meo literalmente cuando me pegan. Miro abajo, pero casi todos los mios se han ido.
--------------------------------------------------

Mi primo Carlos llega corriendo con un palo que no sé de dónde ha cogido. A mi alrededor hay muchos chicos. Mi Carlos enarbola el palo y los tira a todos al suelo.
Ante la espectacular caída de todos ellos, humillados en tierra, él con el palo en posición de ataque grita en un idioma que no conozco.
Todos huyen corriendo.
Cuando me calma, me abraza y me mima y se ríe y me dice que aquí esta tu primo, para defenderte, casi no le entiendo, porque habla muy raro.
--------------------------------------------------

Bajamos y yo me siento en el escalón de granito de la entrada, delante de la puerta blanca y verde, que sirve de respaldo.
Carlos, está ahí, frente a mí, en medio del cruce de las calles de tierra, me guiña un ojo y señala a una mujer espectacular, que sube llevando de la correa a un guepardo de la mano izquierda. A su derecha, una niña empuja un cochecito de bebé de su talla. Dentro lleva un muñeco.
Se acerca a la señora, acaricia al animal y me dice en ese idioma raro: Anda, dale besito a niñita.
Él, mi primo, tiene como dieciseis años o así y se queda hablando con la espectacular mujer.
Mientras yo, acabo de besar a la niña en los labios y me quedo ahogado dentro de sus ojos.
Aquella niña fue mi primer amor.
--------------------------------------------------

Esa noche teníamos sopa y algo más que no recuerdo. No pude cenar. En el plato, veía su rostro y mi pensamiento estaba con la niña, que tenia un muñeco en el carrito.
Mi padre me obligó a cenar.
Durante la cena, mi padre preguntaba por su sobrino. Era con el único que hablaba mientras cenaba. Con mi primo Carlos,mi héroe.
Nadie sabía donde estaba.
Obligó mi padre a su chofer, que se llamaba Julián y a la señora Emilia a ir a buscarle.
Carlos apareció al dia siguiente y solo decía cansado,cansado.
--------------------------------------------------

Mi padre era pariente del padre de Carlos. El padre de Carlos fue un héroe que luchó contra los nazis en Rusia. Era piloto de combate y está mi tio en un libro donde salen todos los héroes de aviación del mundo. En el figura su nombre. Llegó a general en la C.C.P.P., que no es moco de pavo. Tiene mi tío Germán más de diez medallas.
Su nombre es demasiado importante para ponerlo aquí.
Mi padre quiso ir con él a hacerse piloto de aviación, pero mi abuelo no le dejó y cuando mi tío salía del pueblo para irse a Alcantarilla- Murcia-, mi abuelo cogió de la oreja a mi padre para llevarle a casa.
Cuando volvió a España, dice mi primo Carlos, mi padre fue el único que salió a recibirle a él y a su familia, que eran Tamara, Manolo y Carlos. Luego en España, llegaría otro hermano, pero eso es otra historia.
---------------------------------------------------

Mi padre le dijo a Carlos si podía hacer un Sputnik. Sí tío, contestó.
Lo que recuerdo después es que mi Carlos llevaba un cohete que medía más o menos - quizá con el tiempo y la edad, sea todavía mayor, o menor, según se mire- como dos metros y de grosor como 200mm y en aquella España, lo había pintado como si fuese un cohete de la antigua Unión Soviética, donde él habia estudiado en un colegio militar.
Entre un tío mio, que se llamaba Juan y había estado en la legión - fue el primero en darme anestésias contra el dolor para aliviar los terribles dolores de muelas, en forma de pan con vino y un pelin de grifa- y otro tío mio llamado Luis- si, tambien legionario- cogieron una lagartija a la que emborracharon levemente.
--------------------------------------------------

Mi Carlos dijo que esa lagartija iba a ser el astronauta del Sputnik. Cogio una tela y con un hilos los colocó sobre las cuatro patas del animal.
Puso al bicho en una caperuza de cartón. Arriba encima del cohete. Mi primo decía que eso, modulo de mando.
Debajo del artefacto, pero por dentro, distribuyó unas bolitas negras pequeñas y dijo que eso era peligroso y que teníamos que apartarnos todos.
Así nos lo hacían saber una y otra vez mis tíos Juan y Luis, que eran muy grandes y mayores.
Pero siempre estábamos pegados al cohete, por lo menos los más pequeños.
Me aparté cuando recibí un currito de dolor en la cabeza.
Carlos colocó una cuerda larga, que decía que se llamaba mecha. Nos apartó a todos y la encendió.
Un grito de sorpresa salió de todas las gargantas. Subía y subía y no paraba de subir.
A la altura de una casa, dejo de subir el modulo de mando, se desprendió y la lagartija, fue lo que vimos bajar.
Bajaba colgada de la tela, enorme para el bicho. La tela era de una sombrilla vieja de la terraza.
Supe después que eso se llamaba paracaidas.
Los aplausos, la alegría, los abrazos a mi héroe, fueron infinitos. Salvo algún hermano mío, todos le felicitamos.
-------------------------------------------------

Mi primo Carlos tenía y tiene andares chulescos. La edad no le ha perdonado el pelo, pero cuando yo le conocí, tenía el pelo largo, casi por el culo, rubio como el puto Sol y ojos azules.
Mi primo Carlos, puedo asegurar que ha estado con las mujeres más guapas que he visto en mi vida.
Mi primo Carlos es un artista que sabe dibujar en dos segundos lo que nadie puede. Mi primo Carlos me ha llevado en coche a la mayor velocidad que nadie me ha llevado.
Con mi primo Carlos, puedo hablar de lo que con nadie puedo.
Mi primo Carlos es el que siempre ha pensado en mí y casi nunca lo he sabido.
Mi primo Carlos es el mayor y mejor tipo que he conocido nunca y me cagoentostusmuertos. Como te admiro. Como te quiero hijolagranputa. Unos abrazos, primo.

6 comentarios:

Manolo Jiménez dijo...

Dale recuerdos a tu primo Carlos, de uno que no conoce pero que admira la camaredería.

Abrazos.

Menda dijo...

Joder, la señora guapa llevaba un guepardo?
Qué gran personaje ese primo tuyo, eh?

"La LoCa De LoS GaToS" dijo...

Vaya Carlos me ha impresionado! un abrazo amigo! y gracias por las visitas a mi blog me haces sonreír.muaka!

Emma dijo...

En algún momento me has hecho recordar las aventurillas que mi padre nos contaba (ahora se las cuenta a mis hijos).
Gran tipo tu primo Carlos, hatoros. Bessssssossssssssss. Bona nit ;)

Mina dijo...

Pero que recuerdos!!!
Genial sentarse en medio de la nada a disfrutar de lo que compartes, besitos

hargos dijo...

MI QUERIDO AMIGO ME ALEGRA VOLVER A LEERTE, TE CREIA DESAPARECIDO, NO SE QUE PASA ULTIMAMENTE ,QUE HAY BLOG , ALOS QUE NO PUEDES ENTRAR, POR QUE EL PC,SE CUELGA, PERO ME ALEGRO DE ENCONTRARTE DE NUEVO, UN ABRAZO FUERTE