RADIO PACHETA

jueves, 5 de julio de 2007

Por debajo.

Si no fuera porque el metro va lleno,podria imaginarse que el asmatico que estornuda y que sigue tras mis pasos,es un monstruo que acaba de salir de algun agujero oscuro,maloliente y secreto del metro.

Hay mucha gente y entre tanta,destaca por su respiracion lenta,dificil y sufrida,como si se fuera a ahogar.

Pero te acabas de levantar y te metes en el metro,no recuerdas si te lavaste,no has dormido bien y el cuerpo lo sientes como si te hubieran pegado una paliza;pesado y doloroso.La cara hinchada y los ojos empequeñecidos.La lengua pastosa y las manos inhabiles y lentas.¿Por que me encuentro asi?.No me emborrache.Pero recuerdas que lo hiciste con tu mujer y como luego no podias dormir,leiste un libro hasta el amanecer.

Se te hace facil quedarte adormilado y en realidad no sabes si sigues oyendo esa respiracion porque te ha influido mucho -¡ah,esas mañanas!- o es que la casualidad ha logrado situarlo en el mismo vagon y justo detras de ti,tan comodo tu asiento.

Al principio te inquietas diciendote que el en efecto esta agarrado a la barra de tu asiento con su mano casi en tu nuca,pero de nuevo la casualidad,hace que una niña se levante del asiento de enfrente y que la vieja haya sido mas lenta que el.Vuelves a tranquilizarte.Ahora crees que te mira a los ojos.Lo observas.No te mira a los ojos.Te mira al cuello.Angustia.

La gente se ha bajado en las principales estaciones y solo quedan en el vagon,el,la vieja lenta y un anciano con baston.

Entonces el cuello te duele enormemente y lentamente te ahogas,hasta que gritas y un empleado te toca en el hombro,respirando lenta y dificilmente.

No hay comentarios: