RADIO PACHETA

lunes, 6 de abril de 2009

BALANCEXX: ME QUEDÉ EN LA CAMA

Me quedé en la cama. Muerto. Sin poderme mover. Miré el reloj. No estaba en su sitio. Estaba sobre la mesilla de noche del lado de la cama de mi mujer. ¡Joder, como me dolía la cabeza!. Fui por un alkasezner o como cojones se escriba. No había. Un spidifeno como cojones se escriba, si había. Solo uno. Me lo tomé. Café solo. Otra vez a dormir.
--------------------------------------------------------

Al cabo de mucho, mucho tiempo, escuche voces abajo. Mihijo pequeño, había venido del colegio. Estaban comiendo. Los tres. Mis dos hijos y mi mujer. Yo no quería bajar. No tenía hambre, aún me dolía la cabeza, aunque la pastilla había hecho algo de efecto. Me quede en la cama. Tenía un sentimiento de culpa de cojones. Sobre todo por el dineral que me fundí. Pero allí en mi cabeza, aún estaban las dos tías y yo pasándomelo bien. Bueno, vale. Fui al baño. Devolví.
--------------------------------------------------------

Mi mujer no me hablaba. Sentía su tirantez. Mi hijo pequeño, preguntó: ¿dónde has estado?
Tomando unas copas con unos y se aparecieron en mi cabeza aquellos pechos. Y luego me dijo que eso no estaba bien. Volví a sentir un huevo de culpa. Pero realmente no me podía mover. Así que me metí en la cama.
-------------------------------------------------------

Quedé muerto hasta el día siguiente, cuando me levanté al sonar el despertador y pude llevar a los chicos al colegio.
Al cabo de tres días todo volvió a la normalidad. Pero me sentía culpable, cuando mi mujer me hablaba. Se terminó en una semana, más o menos.
Entonces lo mismo de sempre. Los recuerdos. Los sueños.
Y otro día, cuando terminé de comer me tumbe en el sofá. Y allí, frente a mí, vi el dibujo que me hizo el pintor amigo de mi padre; se llamaba Amador. Dibujaba y pintaba de puta madre. Nos dibujó a todos. A todos mis hermanos y a mí. Dibujo también a la prima que vivía con nosotros, igual que su padre. Igual que su madre. La amante de mi padre y hermana de mi madre.
Estábamos todos juntos, colgados en una pared, mienras pasaba el tiempo y nos hacíamos mayores. Y ocurrió lo que tenía que ocurrir. Y me acuerdo de Quevedo y de Blasco Ibañez, cantándolo en una canción. Hasta que pude leer la canción que cantaba y luego supe que el que la cantaba, no era como Quevedo. Pero al principio lo creí. Sobre el dinero. En fin.
------------------------------------------------------

Ese cuadro dibujado me lo devolvió el abogado de mis hermanos. Me lo trajo en una bolsa de basura, cuando se quedaron con mi parte de herencia y de la de mis hijos, porque decían que les había robado. Pero ninguno quiso mirar las cuentas de ningún banco ni lo que tuve que pagar por hipotecas. Ninguno quiso mirar que avalé con mi casa, para poder pagar. Ninguno recordó que les pedí ayuda, cuando estaba solo con toda esa mierda.
Solo vieron el dinero que había en el banco, dejado por mí para la empresa.
Y fue en aquella época, cuando tenía nueve años y mirándome en el dibujo, que ya no era yo, sino otro, cuando todo cambió. Y escribí para sentirme bien.
------------------------------------------------------


TODO CAMBIÓ:

D. Julián nos dejó a la entrada del colegio. Escuelas Pías de San Fernando. En Donoso Cortes, 80.
Al atravesar la puerta de hierro, me dí cuenta. Mire hacia la acacia, que había a mano derecha. Hacia arriba, hacia el verde de sus hojas, que brillaban al sol. De esa manera.
Ahora todo cambiará. Porque ya soy un hombre. Me dije.
Entré a clase. Don Fernando, nos dijo que hicieramos una redacción. No recuerdo sobre qué era. Si recuerdo a don Fernando. Gafas que hacían sus ojos más grandes. Cara redonda. Algo de pelo gris en las sienes. Corbata siempre negra. Guardapolvos, siempre gris. Recuerdo también su cartera. De las que se ataban con una correa de cuero. Me caía bien, porque al desabrocharla, era como nosotros.
Porque ya soy un hombre voy a hacer la mejo redacción del mundo. Me puse a escribir. Como si a mi mano la llevara un ángel. Sí, me dije. Estaes la mejor redacción del mundo. La terminé el primero. La entregué el primero.
Don Fernando sobre la tarima de madera. La leyó para sí, sentado en su silla. Entonces desde arriba, me miro a los ojos. Me dijo: No la has hecho tú. Te la ha hecho tu hermano.
La he hecho ahora mismo. Se lo juro don Fernando.
Lloré. Dejé de ser un hombre. Todo cambió.
----------------------------------------------------------

Entonces, alguien me llamo. Al movil. Yo aún estaba tumbado en el sofá. Pero cogí el movil. Y, como siempre salí al jardín. Escuche una voz que no conocía. Joder; era ella, creo. Sí, era ella. Con la voz más suave, más delicada, más que quiero que me chupes el coño otra vez del mundo, me dijo que cuando iba a verme otra vez. Ya veremos, la dije, como si yo fuera joven de nuevo, hijo puta, conquistador a tu edad, me dije. Se empalmó. El de abajo.
Semanas después, dije que iba a ver a un amigo del Rastro. A Alberto. Alberto es muy mayor. Su mujer se tiró desde un noveno piso en Benidorm. Ahora está junto a su amante.
Fui al banco. Saqué dinero. Di vueltas. En fin, dije a mi mujer que no iba a comer. Y la lié de nuevo.
Y ahora me mece un blues, despacito de Lee Hocker muerto, Pero vivo y me entra sueño y tengo que ir a dormir. Y corto. Y me voy a dormir

5 comentarios:

Lujo dijo...

Hola Hola Hatoros,
Mi niño, menudas cosas te pasan. ¡¡Qué estrés!!.....O ¿¿será producto de esa imaginación tan maravillosa????
Cuidate mucho
Abrazotes enormes.
Bona setmana!
(Ah!..ya voté ;) )

Menda dijo...

Madre mía, yo ya no sé si es real o ficción.En todo caso, ME ENCANTA!!!!

Emma dijo...

Si lo que cuentas es tu vida... no me extraña que te de para tanto escribir...
Y si no... vaya imaginación.
Gran escritor de todas maneras. Un abrazo hatoros. Feliz semana.

Silvia Beatriz dijo...

Hatoros: cuando escribes un relato, mezclas tu vida en cada oración con una realidad ficticia y llegado un momento, se confunden ambas para crear un gran cuento. Me encantó la historia. Es muy buena.(deseo que sea una historia, porque si yo fuera tu mujer ¡ya te pongo de patitas en la calle!)
Saludos!!!

hatoros dijo...

GRACIAS A TODAS POR ESCRIBIRME Y LEERME.
SABER QUE LO QUE ESCRIBES GUSTA ES ALGO ACOJONANTE.
ABRAZOS ENORMES Y QUE VUESTROS OJOS NO SE CANSEN DE VER AMANECERES DE SOL.