RADIO PACHETA

sábado, 28 de marzo de 2009

BALANCEANDO BALANCES DE ALGUNAS VIDAS.BALANCE I: SIOTOROPOC

Algo brillante anaranjado se ha posado en el jardín. Entre el abeto y el tilo. El único sitio donde se podía posar. He abierto la boca de la impresión y el vaso de vino de Ribera, me lo he bebido de un trago. Bueno, practicamente la botella entera.
Serían las cuatro de la mañana y yo estaba sentado y escribía sobre la mesa, bajo la pequeña pérgola.
Me dirigí hacia el objeto, totalmente circular, de unos tres meses.
Del aparato, sin puertas ni ventanas, no sé cómo salió un tipo pequeño, más bajito que yo. Nos miramos pelín asustados los dos. Pero algo en mí decía que le diera la bienvenida. ( A saber los años terráqueos que tendría el chavalote.)
Le agarre por el hombro suavemente y le dije:
Espera, siéntate aquí y respira. Voy por dos botellas de vino y un vaso y te hago un cigarrillo después.
Cuando volví con as bebidas, el tipo extraño, tenía una aureola azul cielo, rodeando todo su cuerpo. Le ofrecí el vaso y le dije que bebiera. Bebió y se puso a toser como un loco. Después, con palabras que no entendía, pero que en mi cabeza, sí sabía sin querer (yo creo que cosa telepática), me dijo que tenía que coger el agua de la piscina.
A uno que viene del espacio y te pide eso, por mucho dinero que te haya costado, se lo tienes que dar. Pero antes le dije que si quería otra cosa, porque con el vino, como digo tosía.
--------------------------------------------------------------------

Me dijo:
No, me gusta mucho y hazme ese cigarrillo, por Blend (Blend, creo que sería su Dios)
Se lo hice y tosió más aún.
-Quieres algo más le dije.
-No, solo el agua y si tienes más botellas de ese vino... respondió dentro de mi cabeza, aunque yo le oí: HistopiaRiberadomiste.
-Tengo que irme ya, dijo. Y se rió porque vio en mi cabeza al conejo de las prisas.
-Pues hala, llévate el agua de la piscina.
En el momento de levantarse, vi un boleto de la lotería que salía del cuaderno donde yo escribía. Señaló con el dedo, cambio los números y me dijo: te tocará.
Le di las gracias de corazón y él me dijo Adiós, que en su idioma es: Siotoropoc.
Se monto en su aparato, lo puso en marcha sin ruido ni humo, chupo el agua de la piscina y se fue haciendo eses, borracho como estaba, hasta que dejé de verlo en el espacio.
¡Joder, se me olvidó preguntarle como se llama!

4 comentarios:

Emma dijo...

Me gustó lo del conejo de las prisas ;P

Siotoropoc !
Un besin

hatoros dijo...

GRACIAS EMMA QUERIDA AMIGA.
UN ABRAZO ENORME.

lys dijo...

Me hace ilusión empezar por aquí, algo me dice que vale la pena. Bueno algo no, el marciano o lo que fuera me lo ha dicho.

Está buenísino!! Anda que si te pide que le llenes la piscina de ribera...

UN BESO. Pallá voy

hatoros dijo...

GRACIAS LYS POR LEERME.
ABARAZO