RADIO PACHETA

miércoles, 4 de marzo de 2009

Mi amigo

Contó que estuvo en Angola haciendo un safari con unos amigos. El guia les presentó al jefe de un pueblo tribal. El jefe,tendría unos cincuenta años, pero parecía un viejo de ochenta. Tenían que pedirle alguien que les llevara de caza y para ello había que hacerle regalos y darle dinero.
Mi amigo se quedo de piedra, cuando vio que el rey estaba rodeado de chicas. Le pregunto al guia como podía hacerlo si era un viejo. El guia le contestó con pau de Cabinda. Mi amigo le dijo que el quería de ese pau- palo en portugués-. Resulta que es la corteza de un árbol, Cabinda, que desprende al mezclarse con alcohol una serie de productos que hacen que la testosterona del hombre se dispare. Y funciona.
El rey les ofreció un hombre que no sabía hablar portugués. Este hombre se puso en el asiento de atrás del conductor con una vara y acordó con el chofer: Vara a la derecha, dirección derecha, a la izquierda, izquierda, dos golpecitos en la cabeza, parar. Un golpecito, adelante.
Mi amigo observó a ese hombre y vio que tenia cerrados los ojos. Se guiaba por el sentido del olfato para llegar a los animales. Y la caza fue un exito.
Mi amigo me dio una botella de alcohol con pau de Cabinda y vino otro amigo y me dijo que no le funcionaba el de abajo. Yo compartí media botella y se la llevó a su casa, con el resultado de que al mezclar el liquido con cuatro pastillas de Cialis, ocurrió que ahora todavía espero en el hospital.

4 comentarios:

Manolo Jiménez dijo...

¿Palo de Cabinda?

No te confundas por favor, nunca se sabe que se va a necesitar :)

Abrazos
Manolo.

hatoros dijo...

ASI ES QUERIDO MANOLO, PERO A VER SI VAS A SER TAN ANIMAL COMO MI AMIGO.
ME PARECE QUE SE VENDEN EN PASTILLAS PORQUE UNA MARCA ALEMANA LAS PUDO HACER.

lucia dijo...

Hola!! me gusto mucho tu blog.
lucia

hatoros dijo...

GRACIAS LUCIA, A MI EL TUYO TAMBIEN.
GRACIAS.